Arando la estepa

Las chacras, más que neta tierra productiva se han transformado en el paisaje cultural de la localidad. La tierra fue trabajada a mano, por todo el grupo familiar. Esta herramienta de trabajo fue encontrada en la zona del Arroyón.